A gusto con la sexualidad

http://www.psic-psicologos.com

mujeresxix4Fiera de amor, yo sufro hambre de corazones
de palomos, de buitres, de corzos o leones,
no hay manjar que más tiente, no hay más grato sabor,
había ya estragado mis garras y mi instinto,
cuando erguida en la casi ultratierra de un plinto,
me deslumbró una estatua de antiguo emperador.

Y crecí de entusiasmo; por el tronco de piedra
ascendió mi deseo como fulmínea hiedra
hasta el pecho, nutrido en nieve al parecer;
y clamé al imposible corazón… la escultura
su gloria custodiaba serenísima y pura,
con la frente en Mañana y la planta en Ayer.

Perenne mi deseo, en el tronco de piedra
ha quedado prendido como sangrienta hiedra;
y desde entonces muerdo soñando un corazón
de estatua, presa suma para mi garra bella;
no es ni carne  ni mármol: una pasta de estrella
sin sangre, sin calor y sin palpitación…

¡Con la esencia de una sobrehumana pasión!

Poema Fiera De Amor de Delmira Agustini

En este poema Delmira canta al amor, al sexo, a la pasión y a la seducción.

Existen tantas maneras de vivir la sexualidad como personas y momentos. La viviremos de distinto modo en función de nuestra madurez, la de nuestras relaciones y del resto de aspectos que componen nuestra vida.

Nuestros instintos no son caprichosos. Del mismo modo que miramos de satisfacer la sed, el sueño y el hambre es bueno no descuidar nuestra sexualidad. Negar cualquiera de estos instintos o darle una respuesta desadaptativa nos supondrá un inconveniente.
¿Cómo la quiero vivir? ¿Qué supone ello para las personas que me acompañan? Y si ello me acerca o me aleja de mi ideal de felicidad, son sólo algunos de los aspectos que debería tener en cuenta.

http://www.psic-psicologos.com

El fracaso comienza cuando cesa el esfuerzo… (Anónimo)

http://www.psic-psicologos.com

alicia-en-el-pais-de-las-maravillas

En Alicia en el país de las maravillas hay un pasaje en el que la Reina Roja y Alicia corren de la mano hasta que la pequeña, muy cansada, se detiene y entonces:

“Alicia miró alrededor suyo, sorprendida.
-Pero, ¿cómo? ¡Si parece que hemos estado bajo este árbol todo el tiempo! ¡Todo está igual que antes!
-¡Pues claro que sí! –convino la Reina-. Y ¿Cómo iba a estar si no?
-En mi país –dijo Alicia, que todavía jadeaba un poco al hablar-, cuando se corre durante algún tiempo en una determinada dirección, se suele llegar a alguna parte.
-Tu país debe ser algo lento –comentó la Reina-. Aquí tienes que correr a toda velocidad para poder permanecer en el mismo lugar, y si quieres desplazarte a otro…¡Entonces debes correr el doble de prisa!”.

La vida y nuestros objetivos son como el país de la Reina Roja, si no hacemos nada todo aquello que deseamos se aleja y corremos el riesgo de perder lo que habíamos logrado. Ya sea en las relaciones, en el trabajo o en el deporte.

Puede parecer poco alentador que tengamos que esforzarnos tanto simplemente para no perder lo que con trabajo hemos conseguido. La buena noticia es que el éxito es exponencial, es decir, esforzándonos un poco más, dando un paso más allá del punto al que ya hemos llegado, la recompensa es mayor de lo que esperábamos. Entre otras cosas, porque el camino, en sí mismo, ya es una victoria.

La receta: ‘Trabaja como cuando estabas a prueba, entrena como cuando buscabas tus primeros éxitos, cuida a tu pareja como lo hacías cuando pretendías seducirl@…’.

http://www.psic-psicologos.com

El presente es un regalo

El ‘ayer’ es historia, el ‘mañana’ es un misterio, sin embargo el ‘hoy’ es un regalo… por eso se le llama ‘presente’.
http://www.psic-psicologos.com

Seguro que no es casualidad. Los productores de DreamWorks saben bien lo que hacen y nos han regalado algunas perlas de estos pensamientos orientales que tanta falta nos hacen. Si lo piensas bien seguro que te das cuenta de lo mucho que necesitas la conciencia plena.

El ¡’aquí y ahora’! El mensaje que nos brinda este fragmento de la película Kung Fu Panda.

Si a nuestro día le restamos :

  • El tiempo que pasamos recordando las cosas buenas del pasado.
  • Las que hubiéramos hecho de otra manera.
  • Nuestros planes futuros

¿Qué nos queda?

Lo que nos queda es justamente ‘el presente’, ese regalo que en ocasiones dejamos sin abrir, lo dejamos a un lado para programar esas cosas que podríamos hacer en un ‘presente futuro’; para conseguir ese “yo ideal” pero… no lo conseguimos… estamos condenados… el futuro nunca llega… seguimos en el presente lamentándonos, recordando y programando.

¡DISFRUTA! Disfruta de todo: de cocinar, de comer, de hacer el amor, de compartir un post, de limpiar la casa, de la carretera, del viento, del aire y el mar. Disfruta hoy de todas esas cosas.

No te esperes a mañana para recordar que ayer el mar era muy azul, el aire muy fresco y la carretera muy larga.

http://www.psic-psicologos.com