Marcas, tiempos, récords…

… Quizás no seas ningún deportista de élite y seguramente te queda muy lejos correr una maratón e incluso una media. Tal vez nunca has corrido diez quilómetros. Si ese es tu caso te contaré una historia…

psicpsicologos motivacion

Este fin de semana, alguien muy cercano ha conseguido su primer gran reto deportivo. A los 34 años y después de 33 años y 8 meses sin practicar más deporte que el que en la escuela le exigían, ha corrido 5 km en 34 minutos… ¡y eso está muy bien!

¿Cómo lo ha hecho? ¡Cómo los buenos! Con objetivos concretos, medibles, realizables y motivadores, que es como se consiguen los grandes retos. Lo ha hecho arañando dos o tres ratos a la semana (se los ha robado a la TV, a la pereza y alguno al sueño para regalárselos a sí misma)

¿Dónde está el reto? -se preguntarán muchos-. El reto está en encontrar algo que nos gusta, nos motiva y nos sienta bien. El reto es no hacer caso a pensamientos como:

  • yo no soy de los que hacen deporte
  • no lo he hecho nunca
  • corro 10 metros y ya no puedo más

Esta no es la historia de un superdeportista, pero sí es la de alguien que se ha superado y lo ha hecho para sumar salud y bienestar a todo lo que ya venía haciendo bien (familia, trabajo, amistades…) no se trata de su objetivo, no es su meta. Es un objetivo más, una meta más.

Y lo ha conseguido. Al cruzar la meta ha sonreído y entre jadeos ha soltado un “para el 31 los 10 de la San Silvestre” y a continuación se ha puesto a contar en voz baja:”los primeros 5000 metros ya los tengo, hay que hacer 5000 más”.

  • 5000/6(meses antes de diciembre)= 833 metros más hay que correr al mes
  • 833/4,33 (semanas tiene el mes)= 192 metros a la semana entre 3 entrenamientos a la semana, 64 metros más por entreno
  • Para conseguir su reto por cada metro tiene que hacer 0,012 más o lo que es lo mismo… tiene que rascar un centímetro por metro.

No sé vuestra opinión pero yo creo que eso es muy concreto, se puede medir, sin lugar a dudas es realizable y estoy seguro que le parece motivador.

¡¡¡Mucha suerte y a por tu siguiente objetivo!!!

http://www.psic-psicologos.com
Anuncios

Desvelando la realidad detrás de un mito: la Hipnosis

En el 5000 a. C. aparecen las primeras referencias a prácticas terapéuticas hipnóticas. Una técnica que a fuerza de ser banalizada en los medios de comunicación se ha convertido en un mito. Pero, ¿qué es en realidad la hipnosis?
hipnosis02

Martin T. Orne la definió como “el estado o condición en que el sujeto es capaz de responder a sugestiones adecuadas con distorsiones de la percepción o de la memoria”.

Es decir, cuando un profesional (que debe tener credibilidad para nosotros) nos sugiere que interpretemos lo que sucede a nuestro alrededor y nosotros de manera consciente o pre-consciente, pero siempre voluntaria, decidimos dejarnos ‘guiar’ por él.

¿A quién se le puede aplicar?

No todas las personas responden a las sugestiones hipnóticas. Ello dependerá de habilidades cognitivas que podemos tener más o menos desarrolladas:

  • Capacidad para focalizar la atención
  • Capacidad para imaginar
  • Creencias anteriores
  • Capacidad para relajarnos de manera natural e inducida

Según los últimos estudios, el 45% de las personas podrían entrar en un estado hipnótico con las sugestiones adecuadas. Por lo tanto, es una técnica a tener en cuenta por nuestro psicólogo cuando lo que pretendemos es:

  • Modificar o extinguir alguna conducta (por ejemplo, el tabaquismo)
  • Aumentar el auto-control, modificar algún objetivo o las actitudes ante determinadas situaciones (Por ejemplo, presentar en imaginación situaciones que nos generen rechazo y acompañarlas de elementos que nos aporten seguridad, como el miedo a volar)
  • Es un refuerzo de otras técnicas (por ejemplo, la desensibilización)
Desmontando el mito

hipnosis

¿Qué es lo que nunca sucede bajo hipnosis?:

  • No se pierde la conciencia ni la voluntad (no hacemos nada que pueda ir en contra de nuestros valores)
  • El sujeto no es pasivo; el psicólogo sugiere y propone
  • No es una ‘cura’ es sí misma; se trata de una ayuda para otras técnicas
  • Después de una sesión de hipnosis es muy extraño no recordar lo sucedido durante la sesión

Seguramente esta es una versión menos “romántica” de la hipnosis. En realidad, se trata de una técnica a tener en cuenta que nos puede facilitar el trabajo a la hora de desarrollar y potenciar determinadas habilidades que nos acerquen a nuestros objetivos.

Sólo trabajando duro llegaremos a ser la persona en quien queremos convertirnos.

http://www.psic-psicologos.com

Si hoy fuera el último día de mi vida…

… querría hacer lo que voy a hacer?

psicpsicologos steve jobs

Los alumnos que se graduaban en la Universidad de Stanford en 2005 fueron testigos de uno de los mejores discursos de motivación de la última década. El ‘mago’ y co-fundador de Apple, Steve Jobs, habló de los sueños, el esfuerzo y la muerte. En resumen, de la vida. Aquí os dejamos el vídeo y a continuación, nuestro análisis.

Un discurso impecable aunque al final te preguntas: ¿De qué ha hablado? Habla de la familia, del trabajo y de la salud.

Quizá lo más importante es que habla de todo ello a la vez, como si cada faceta de nuestra vida gravitara al rededor de un núcleo (nosotros) sin el cual ninguno de esos satélites tiene sentido en sí mismo. Steve Jobs habla de la realización de la persona a través de la felicidad. Un concepto que entiende como la lucha por ser una persona completa y coherente.

Hace demasiado tiempo que nos vienen diciendo que podemos actuar como si estuviéramos compartimentados: mente, cuerpo, alma, la familia, el trabajo… cuando en realidad sabemos que no hay una línea que separe todas estas cosas:

Los golpes duelen más cuando estás enfadado.

Las lesiones tardan más en recuperarse cuando los resultados deportivos no acompañan.

El trabajo se ve afectado en el momento que nuestras emociones no son todo lo positivas que nos gustaría.

Somos una persona y no tantas como vienen haciéndonos creer. Pero si somos honestos, valientes y osados, al final tendremos nuestro premio. No será todo perfecto pero al echar la vista atrás podremos sonreír.

Steve jobs nos habla de:
1-Conectar los puntos: hace referencia a todas aquellas cosas aparentemente sin importancia que de repente un día adquieren significado.

2-El amor y la pérdida: ama lo que haces. Si no lo has encontrado, sigue buscando.

3- la muerte: si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón. La muerte retira lo viejo y deja camino a lo nuevo: “Es el mejor invento de la vida”.

“Ten el coraje de seguir al corazón y a tu intuición, de algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser”.

STEVE JOBS 1955-2011

autor: http://www.psic-psicologos.com

El síndrome de la rana hervida

Si ponemos una rana en una cazuela con agua hirviendo, instintivamente saltará fuera pero…

psic-psicologos rana

… si encendemos el fuego con una pequeña llama para que vaya aumentando la temperatura de manera gradual ¿qué ocurrirá? La rana no se da cuenta hasta que ya resulta demasiado tade.

Las personas solemos actuar de modo parecido a la rana del experimento. Somos muy capaces de discriminar qué cosas nos gustan y cuáles no y tomamos nuestras decisiones en consecuencia. Aunque el camino no es siempre tan sencillo. Cuesta mucho tomar una nueva elección cuando lo que habías escogido parecía bueno a priori y te acaba desilusionando, o esperas y esperas con el deseo de que aquello por lo que apuestas finalmente cumpla con tus expectativas.

Os pondré algunos ejemplos que me han ido sucediendo y que seguro os resultarán familiares:

Hace unas pocas semanas fui al cine donde tuve que tomar mi primera elección: ¿Qué película ver? No dudé demasiado, por los actores, el formato del cartel, la trama… Apenas 10 minutos después todo parecía indicar que había equivocado mi elección (‘no puede ser’ pensé, ‘los actores son muy buenos y el resumen de la trama muy interesante’). Pues bien, esperé casi 90 minutos a tomar una elección que debía haber escogido desde el minuto 10 del filme (para ser honesto, me ‘ayudaron’ los ronquidos de una persona que se encontraba unas butacas más allá). Así que abandoné la sala orgulloso de mi decisión, ‘así se hace, qué aprendan!’ pensé. Sin embargo, había tomado una decisión 90 minutos tarde.

¿Cuándo he sido como la rana hervida? ¡Demasiadas veces!

Hace algunos años cambié de empleo. Las condiciones eran buenas, el trabajo muy motivador y existía la posibilidad de desarrollar una importante carrera profesional en la organización. Eso, según las palabras del responsable de Recursos Humanos. Poco a poco, como le sucedía a nuestra amiga la rana, me fui dando cuenta que las personas que tomaban las decisiones en la empresa no compartían esos valores de los que tanto se alardeaba durante las entrevistas previas y que los intereses eran más particulares de lo que cabría esperar en una empresa de esa embergadura.

Afortunadamente mis ancas no terminaron en el plato de un elegante restaurante, pero salir de la organización me supuso tomar importantes y arriesgadas decisiones en cuanto a mi carrera profesional.

¿Cómo termina el cuento? No lo sé pero me muero por descubrirlo.

¿Qué tipo de rana eres tu?

autor: http://www.psic-psicologos.com